Buscar
  • Elena Sofia Zambrano

Entender nuestros fluidos fértiles

Actualizado: 12 de may de 2018

No te bases en fotos como la que aparece abajo para interpretar tu fertilidad. Aprender a entender nuestros fluidos cervicales requiere aprender una técnica de observación y clasificación correcta.



Algo que enseñamos en el método sintotérmico es que CUALQUIER fluido cervical ANTES de haber ovulado es potencialmente fértil.

Es verdad que hay fluidos más fértiles que otros, es cierto que el fluido tipo “clara de huevo cruda” es el más fértil de todos, pero no es el único fluido fértil.


Cada mujer tiene un patrón de fluidos diferente y tiene que aprender a leerlos. Para muchas mujeres, el fluido de la foto que dice “semi fértil” es FÉRTIL, o incluso el fluido más fértil que tienen (pues no todas las mujeres tienen fluido clara de huevo, o no lo tienen en todos los ciclos).


Me preocupa especialmente que marquen como “no fértil” la segunda foto, con el “moco cremoso”. Este fluido puede ser bastante fértil para algunas mujeres también.

Lo principal es aprender a reconocer la diferencia entre estar “seca” (no tener fluidos cervicales) y comenzar a tener fluidos, de cualquier tipo. Pues estos fluidos marcan el inicio del alza de estrógenos, lo cual nos dice que estamos cerca de ovular.


Los fluidos cervicales es un tema amplio que requiere más explicación de lo que pueden proporcionar 4 fotos hechas probablemente con los fluidos de una sola mujer. Si quieres aprender a entender tus fluidos cervicales necesitas aprender a observarlos, registrarlos, a tomar en cuenta la sensación vaginal, a tomar en cuenta factores externos que secan o enmascaran los fluidos, a entender cómo ciertas situaciones pueden cambiar nuestro patrón de fluidos…


Me encanta que empecemos a hablar abiertamente de nuestros fluidos, que haya más interés en estudiarlos y reconocerlos, hablar abiertamente de que nos hablan de nuestra fertilidad y son una GRAN herramienta, pero tengamos cuidado, pues fotos así pueden ser bien confusas.


Para aquellas mujeres que quieran cuidarse usando métodos naturales, por favor aprendan correctamente los métodos. Tienen reglas, tienen explicaciones, maneras de observar, excepciones… una única foto con tan poca explicación no es una buena manera de aprender.



Finalmente, comento que no me gusta usar la palabra “moco” para referirnos a nuestros fluidos fértiles. Esa palabra tiende a causar asco y repulsión en muchas personas, y solo refuerza esa idea errónea de que nuestra vulva y vagina son sucias. Los fluidos cervicales son el elixir de la vida. Amémoslo y llamémosles con nombres amorosos.


Elena Sofia.

235 vistas