Buscar
  • Elena Sofia Zambrano

Una menopausia armónica y natural

La menopausia, como casi todos los procesos del cuerpo femenino, ha sido por mucho tiempo malentendida y menospreciada. Al igual que el sangrado menstrual, la sociedad ha rodeado este momento de la vida de la mujer de connotaciones negativas. De la misma manera que podemos vivir ciclos menstruales plenos y disfrutar de la sabiduría de nuestro cuerpo, podemos prepararnos para vivir una menopausia armónica, feliz, natural y empoderada.



En muchas culturas del mundo, la menopausia es un tiempo para ser celebrado, una transición a una increíble nueva etapa en nuestra vida en la que nos convertimos en mujeres sabías, verdaderas guías para la sociedad. ¿Por qué no caminar hacia una menopausia como esa?


Como cualquier evento natural, la menopausia no ocurre de un día para otro. Es un proceso gradual, una serie de cambios pequeños que te llevan a esta nueva fase de tu vida. La menopausia en sí se refiere al momento en que dejamos de tener ciclos menstruales. La edad promedio en que se llega a la menopausia es de 52 años. Podemos dividir este proceso natural en tres etapas: la perimenopausia (los años previos a la última menstruación), la menopausia (tu última menstruación, que se confirma una vez que no hayas tenido una menstruación por al menos un año), y la postmenopausia (del momento de tu última menstruación en adelante).


La perimenopausia, los años previos a la última menstruación, es una etapa que en promedio abarca nuestros últimos 60 ciclos menstruales (entre 5 y 8 últimos años de sangrado). Generalmente se considera que una mujer entra a la perimenopausia a los 45 años.


Sin importar en que momento de nuestra vida reproductiva nos encontremos, es importante ir construyendo salud y bienestar que nos brindarán una transición armónica y natural hacia la menopausia.

Algunas sugerencias para seguir un camino natural hacia la menopausia


  1. Reduce las grasas saturadas. Alimentos como la carne roja y el queso son altos en grasas saturadas. Esto puede generar problemas en el corazón, además de traer acidez que promueve pérdida de calcio y como consecuencia incrementa el riesgo de osteoporosis.

  2. Incrementa tu consumo de grasas esenciales. Encuéntralas en nueces, semillas, y para quien consuma carnes, en pescados. Estas grasas esenciales evitarán la sequedad en la piel, la sequedad vaginal, dolores en las articulaciones, colesterol alto y un metabolismo lento.

  3. Estabiliza tus niveles de azúcar. Durante la menopausia, los ovarios producen menores cantidades de estrógeno, por lo que tus glándulas suprarrenales toman el trabajo de secretar una forma alternativa de estrógeno. Si tus niveles de azúcar no son estables, tus glándulas suprarrenales tendrán que trabajar más duro y las agotarás.

  4. Consume más fibra natural. La fibra no solo mantendrá una digestión óptima, sino que mantendrá tus niveles de azúcar estables. Incrementa tu consumo de frutas, verduras y granos integrales para asegurarte de recibir suficiente fibra.

  5. Suplementos y hierbas. Suplementar con vitaminas del complejo B, vitamina C y E, magnesio y hierbas como la salvia y ginkgo biloba son maneras de mantener los niveles adecuados de nutrientes y evitar síntomas asociados con la menopausia.

  6. ¡Cambia tu idea de la menopausia! Al contrario de lo que generalmente se inculca, la menopausia no es un momento de marchitarse, sino de renacer como una mujer sabia, fuerte y empoderada. Comienza por leer el libro “La Sabiduría de la Menopausia” de la Dra. Christiane Northrup, o lee esta carta escrita por ella acerca de este tema.

  7. Aprovecha las herramientas del método sintotérmico. El método sintotérmico no solo es una manera efectiva de planear/evitar embarazos en nuestros últimos años fértiles, sino que también nos permite observar y conocer los cambios por los que estamos pasando para caminar esta transición en plena consciencia y salud.

Además te comparto estos:


9 Alimentos para una menopausia armónica y natural

  1. Las legumbres. Las legumbres como garbanzos, lentejas, frijoles, etc. son abundantes en nutrientes esenciales para el cuerpo y para el bienestar de la mujer, además de estar clasificadas como fitoestrógenos, los cuales ayudan a equilibrar las hormonas y reducir síntomas asociados con esta etapa.

  2. Omega 3. Una grasa esencial que ayuda a contrarrestar posibles síntomas y permite el buen funcionamiento del cerebro. Consume aceite de linaza diariamente, o si consumes carnes, pescados como el salmón y las sardinas.

  3. Frutas y verduras de colores brillantes. Estos alimentos son ricos en antioxidantes, los cuales combaten el cancer y las enfermedades del corazón. Busca frutas y verduras en colores naranjas, amarillos, rojos, verde oscuro, morado.

  4. Nueces. Las nueces y otros frutos secos contienen grasas esenciales y antioxidantes, incluyendo vitamina E y selenio, nutrientes esenciales para el bienestar.

  5. Semillas. Las semillas están empacadas de nutrientes. Añade a tu dieta semillas de calabaza, de girasol, linaza, sésamo (ajonjolí), etc.

  6. Vegetales crucíferos. El brócoli, coliflor, coles, repollos, coles de Bruselas, kale, etc. Los vegetales de esta familia contienen antioxidantes y sustancias que protegen contra el cáncer de mama, y son altos en vitamina K, la cual previene la osteoporosis.

  7. Cereales integrales. Son ricos en fibra y permiten una digestión óptima, previenen problemas de corazón, entre otras enfermedades.

  8. Infusiones de hierbas. Salvia, diente de león, y ortiga son tres ejemplos de hierbas que aportan beneficios como controlar sudoración nocturna y bochornos, mejoran la absorción de nutrientes y previenen problemas en los huesos.

  9. Agua. Es fundamental mantenerte hidratada en todo momento. El agua regula la temperatura del cuerpo, entrega los nutrientes a sus destinos correspondientes en el cuerpo y desintoxica. Consume agua pura, sin gas.

Acompaña a tu cuerpo en esta transición, observándote, conociéndote, cuidándote y celebrando la belleza del cuerpo humano. La menopausia es un proceso natural y sabio, un portal que se abre hacia miles de posibilidades nuevas en tu vida.


¡Ama tu cuerpo y disfruta el viaje de ser mujer!

0 vistas