Buscar
  • Elena Sofia Zambrano

Yoga para el cérvix

Actualizado: 14 de may de 2018

La postura del zapatero o Baddha Konasana es una manera de traer beneficios de salud a nuestro maravilloso cérvix, ya que ayuda a mantenerlo flexible al mismo tiempo que mejora la circulación sanguínea en la región pélvica.


Practica la postura en un espacio tranquilo en el que no serás molestada. Ponte ropa cómoda que no restringirá tus movimientos.



  1. 1. Pon un mat en el suelo, y siéntate con la espalda recta (si te cuesta mantener la espalda recta, puedes recargarla en una pared). Estira tus piernas frente a ti. Mantén la espalda derecha, y tus piernas estiradas, como dibujando un ángulo de 90 grados con tu cuerpo. Al exhalar, dobla tus rodillas y recoge tus pies para que los talones queden lo más cerca posible de tus glúteos.

  2. Lentamente permite que tus rodillas bajen hacia los lados, sintiendo como se estiran tus muslos. Junta las plantas de tus pies. Intenta que tus talones queden lo más cerca posible de las ingles. Suavemente sostén tus tobillos, manteniendo tu espalda recta.

  3. No rebotes tus rodillas, simplemente descansa en esta posición. Extiende tu espalda desde la coronilla, manteniéndote firmemente sentada, relaja los hombros, abre tu pecho. Relaja tus caderas.  Respira profundamente y mantén esta postura por el tiempo que puedas.

  4. Al terminar, inspira, eleva las rodillas y estira las piernas.

Cuida tu cérvix, es una puerta biológica que hace maravillas por ti! El cérvix no solo juega un papel importantísimo en el parto, sino también protege nuestro útero de infecciones, produce nuestros fluidos fértiles y a través de sus cambios nos indica si estamos fértiles o no. Conocer los cambios por lo cuales tu cérvix pasa durante el ciclo menstrual es una herramienta invaluable para conocer tu fertilidad. Mantenlo sano dedicándole unos minutos de tu día.



53 vistas