Buscar
  • Elena Sofia Zambrano

10 maneras de cuidar tu salud vaginal

Actualizado: 12 de may de 2018

¿Sabías que la salud de tu vagina es un buen barómetro de tu salud reproductiva en general?

La vagina tiene un ecosistema finamente equilibrado de bacteria buena que mantiene un ambiente acido, el cual permite que no se generen infecciones. La vagina es, de hecho, una de las partes más limpias de tu cuerpo; cuando está saludable es más limpia que tu boca.


Cuando el equilibrio en la acidez vaginal se pierde, estamos en mayor riesgo de una infección.

Te comparto estas sencillas maneras de cuidar tu salud vaginal:

1. Usa solamente agua para mantener limpia tu vagina. Evita los jabones vaginales, los jabones perfumados, los desodorantes y otros productos que irritan el revestimiento vaginal.


2. Evita el azúcar. La bacteria dañina se nutre de azúcar, por lo que una dieta baja en azúcar es recomendable para mantener una buena flora vaginal. Evita bebidas azucaradas, dulces y pasteles, jugos procesados, harinas refinadas. Aunque hagas grandes esfuerzos para eliminar una infección, una dieta alta en azúcar permitirá que la infección vuelva una y otra vez.


3. Evita los alimentos que producen mucosidad: La carne roja, las harinas refinadas y los lácteos causan que las membranas en tus paredes vaginales produzcan exceso de mucosidad, alterando el ambiente ácido que permite mantener las infecciones alejadas.


4. Consume alimentos altos en betacaroteno. Tu cuerpo convierte este nutriente en vitamina A, la cual es esencial para el sistema inmune. Buenas fuentes de betacarotenos son: zanahorias, camote, damasco/chabacano, hojas verdes (como la espinaca, col rizada/kale, brócoli), y frutas y vegetales de colores naranja y amarillo.


5. Cuida tu bacteria buena. Una buena manera de cuidar tu flora vaginal (e intestinal) es tomando un probiótico como suplemento. Busca uno que contenga al menos 10 billones de bacteria benéfica y toma una cápsula al día. Puedes optar también por alimentos fermentados como yogurt probiótico (evita el de leche y azucarado), el miso, el kimchi, el chucrut, la bebida de kombucha, etc.) Esto es especialmente importante si tomas medicamentos antibióticos, pues estos remedios matan toda la bacteria, sea buena o mala.


6. Evita el alcohol. El alcohol está cargado de azúcar y además estresa a tu hígado, el cual necesita trabajar duro para desintoxicar tu sistema.


7. Prefiere ropa interior de algodón que permita respirar a tu vagina, pues el calor y el sudor permiten que aflore la bacteria mala. Evita usar ropa interior al dormir y utiliza un detergente de ropa natural, para que no irrite tu vagina.


8. Olvida los tampones y las toallas desechables, contienen químicos dañinos que tu vagina absorbe. Usa la copa menstrual, las toallitas ecológicas o toallas y tampones de algodón orgánico y no blanqueado. Evita también productos como los protectores diarios. Puedes conseguir protectores diarios de tela.


9. Recuerda limpiarte de adelante hacia atrás. El consejo clásico que recibimos de niñas tiene mucho sentido. Es importante minimizar el riesgo de que bacteria dañina entre a tu vagina.


10. Si tienes múltiples parejas sexuales, utiliza un preservativo para minimizar el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual, las cuales tienen un fuerte impacto en la salud de tu vagina.


Otros factores de riesgo son el uso de anticonceptivos hormonales (como la píldora o el anillo vaginal) y el uso del dispositivo intrauterino (como la T de cobre). Estos métodos tienden a afectar el ambiente vaginal, creando un espacio más propicio para que crezcan las infecciones. Si utilizas alguno de estos métodos, toma extra precauciones cuidando tu dieta y estilo de vida.

Y no olvides, ¡ama tu vagina! Tu maravilloso cuerpo es un regalo, ¡disfrútalo!


301 vistas