Buscar
  • Elena Sofia Zambrano

Apoya a tu cuerpo en sanar los miomas uterinos

Si padeces de miomas uterinos, los consejos a continuación pueden ayudarte en apoyar a tu cuerpo en sanar. Por supuesto, lo que comparto abajo no reemplaza un consejo médico, sino se trata de herramientas que puedes incorporar para afrontar esta situación de una manera más holística.

Arte de: @spiritysol

Al hablar de miomas, lo primordial es poder equilibrar el sistema endocrino y ayudar a desbloquear energía en nuestro Caldero Pélvico, este espacio físico y energético que alberga nuestros órganos reproductores. Además, el estilo de vida actual tiende a niveles excesivos de estrógeno, que contribuyen a la aparición de miomas.


Una alimentación adecuada es básica cuando se trata de miomas, pues se cree que se alimentan de estrógeno.

Las dietas altas en alimentos refinados, grasas trans, carnes y lácteos tienden a crear un ambiente de alto estrógeno en el cuerpo. Evitar los lácteos ayuda a disminuir tus niveles de estrógeno, y esto le entregará a tu útero una oportunidad para sanar. (Nota: no creamos que el estrógeno es el enemigo. El estrógeno es una hormona maravillosa y sana, cuando se encuentra en sus niveles adecuados.) Otros factores que contribuyen a la aparición de miomas son el alto consumo de alcohol, deficiencia en vitaminas del complejo B y una vida sedentaria.


Además de evitar todo lo anterior, asegúrate de incluir suficientes frutas y verduras frescas en tu dieta, e incrementar tu consumo de alimentos ricos en omega-3. Una fuente maravillosa de esta grasa esencial es la linaza. Consúmela molida o busca aceite de linaza. Incluye en tu dieta además plantas medicinales como la cúrcuma, el jengibre y el ajo, pues apoyarán tu sistema inmunológico. Asegúrate también de incluir abundantes frutas y verduras de color rojo, especialmente tomates, sandía, papaya, toronja, y berries, pues estos alimentos contienen licopeno, una sustancia con propiedades antioxidantes que según investigaciones ayuda a reducir el tamaño y la aparición de los miomas. Finalmente, consume hierbas como la ortiga, el diente de león, la raíz de bardana y la hoja de frambuesa, pues ayudan a mejorar los síntomas relacionados a los miomas a la vez que rejuvenecen el útero, fortalecen el hígado y por lo tanto mejoran su capacidad de metabolizar el estrógeno.


Además de limitar tu exposición al estrógeno a través de la alimentación, es importante limitar tu exposición a disruptores endocrinos presentes en productos de limpieza, productos de higiene personal, maquillaje, insecticidas, etc. (busca productos naturales alternativos, o aprende a hacer una versión casera y natural) y evitar el uso de anticonceptivos hormonales (pues te mantienen en contacto con altos niveles de hormonas sintéticas).


Por otro lado, hacer ejercicio de manera regular no solo previene la aparición de miomas, sino que puede ayudar a tu cuerpo a sanar más rápidamente de ellos y disminuir el dolor. Caminar, correr, nadar, yoga, Pilates, bailar, son todas excelentes opciones. Opta por Yoga restaurativo, tai chi o qi gong si padeces de fuertes dolores.


Si vives en constante estrés, toma en cuenta que esto puede acelerar el crecimiento de los miomas. Aprende técnicas de respiración y relajación que te permitan llevar a cabo tus actividades cotidianas sin que eso signifique vivir en constante modo adrenalina.


Por último, recuerda que el útero es un centro creativo y emocional. Para ayudar a desbloquear sus energías, encuentra maneras de expresar libremente tus emociones y de dar rienda suelta a tu creatividad. Escribe en un diario, dibuja, pinta, baila o utiliza cualquier método artístico que te llame la atención.


Tu cuerpo es maravilloso, no le guardes enojos y acostúmbrate a diariamente visualizar un útero sano y libre de miomas.

Felices ciclos,

Elena Sofía  

0 vistas