Buscar
  • Elena Sofia Zambrano

La fertilidad natural y las relaciones de pareja

A mis alumnas siempre les comento que el método sintotérmico solo funciona si su pareja está de acuerdo en practicar el método. Esto no es una advertencia, es en realidad una de las increíbles ventajas del método.



Parecería que sería de más ayuda para la felicidad de una pareja tomarse una píldora, olvidarse de la fertilidad y no preocuparse cuándo y cómo están teniendo relaciones sexuales. Sin embargo, muchas parejas descubren que los métodos naturales fortalecen su relación y les ayuda a conectar de una manera más profunda.


Los métodos naturales funcionan al estudiar y entender la fertilidad combinada de la pareja. Es decir, a diferencia de otros métodos, no nos centramos en bloquear el potencial fértil ya sea del hombre o de la mujer, sino en entender cómo se relaciona la fertilidad femenina con la masculina y cómo trabajar a partir de ahí.


Entender la fertilidad combinada aporta un respiro maravilloso a las relaciones, pues aunque es bien sabido que la fertilidad es responsabilidad de los dos, la mayoría de los métodos anticonceptivos ponen el peso de la responsabilidad en uno de los dos involucrados solamente (y como sabemos, generalmente se trata de la mujer).


Con el método sintotérmico logramos entender cuál es nuestra ventana fértil en cada ciclo, y en pareja podemos decidir qué hacer en esa ventana fértil: intentar un embarazo, posponer las relaciones sexuales,utilizar un método de barrera, ejercer una sexualidad que no involucra contacto genital con genital, etc. Pero el tomar las riendas de la fertilidad en pareja generalmente trae otros beneficios más allá de una anticoncepción natural.


Algunas maneras en que el Método Sintotérmico beneficia las relaciones de pareja


Conocerse y entenderse genera un vínculo más profundo 

Cuando practicas el método sintotérmico, rompes con la idea de que el hombre “no quiere saber de cosas de mujeres”. Para entender el método, el hombre debe entender cómo funciona el ciclo menstrual, y eso quiere decir entender también los ritmos energéticos, mentales y emocionales de su pareja. El hombre se puede sintonizar con las fases hormonales que transita la mujer para entender mejor a su pareja.


Por otro lado,  la mujer se siente en confianza de compartir información, de tener un lenguaje en común con el cuál hablar de la fertilidad. Se vuelven comunes las palabras “menstruación”, “ovulación”, “fluidos fértiles”, “cérvix”… Poder hablar con tu pareja sobre tu fase lútea, sobre algo extraño que notaste en tu temperatura este mes, sobre como tus fluidos fértiles te indicaron algo, y que tu pareja te pueda entender, crea un lazo y una intimidad que es mucho más difícil lograr utilizando otro tipo de métodos anticonceptivos.


Simplemente el hecho de que tú misma entiendas mejor tus ciclos, tu cuerpo y tus cambios te permiten vivir una relación más armónica contigo misma, y como consecuencia con quienes te rodean.


2 La fertilidad como tarea compartida  

Al utilizar un método como este, la responsabilidad cae en los hombros de ambos. Ambos son responsables de las decisiones sexuales durante la ventana fértil. Ambos entienden que la ventana fértil marca la manera en que su fertilidad se combina y que seguir las reglas del método es cosa de dos.


Además, es posible compartir el trabajo de llevar el registro del método sintotérmico. Por ejemplo:  El hombre puede estar encargado de entregarte el termómetro por las mañanas y registrar tu temperatura, puede recordarte que debes observar tus fluidos fértiles o los cambios del cérvix durante el día, puede ser quien se encargue de llenar el registro por las noches de acuerdo a lo que tú hayas observado durante el día, o tú puedes encargarte completamente de tu registro de fertilidad y él se responsabiliza de usar preservativo durante la ventana fértil. Las opciones son muchas… juntos utilizan lo que para ustedes funcione bien.


El método sintotérmico te recuerda que la fertilidad es un trabajo en equipo y que están juntos en esto.


3 Hablar abiertamente  y tomar decisiones juntos

El entender a profundidad la fertilidad de ambos y diariamente conectarse con los ritmos de esta fertilidad, hace posible que sea más sencillo hablar abiertamente de este tema y planear y tomar decisiones juntos: qué vamos a hacer durante nuestra ventana fértil, qué decisión tomaríamos en el caso de un embarazo no planeado, cómo manejaríamos una pérdida, cuándo nos gustaría tener hijos/tener más hijos o incluso decidir nunca tener hijos.


Cuando diariamente te enfrentas a la tarea de observar tu cuerpo, de registrar tus signos, y de notar en qué parte del ciclo se encuentran se vuelve muy sencillo hablar abiertamente de todo lo que implica compartir tu sexualidad con alguien.


4 Despertar la creatividad sexual

El método sintotérmico marca un ritmo en la pareja: un periodo de infertilidad en el que se pueden disfrutar de relaciones sin necesidad de preocuparse por un embarazo no planeado, seguido de una ventana fértil, seguida de otro periodo de infertilidad. Este ritmo, al contrario de lo que se puede esperar, con frecuencia resulta agradable pues lleva a la pareja a expresar su sexualidad de una manera creativa durante la ventana fértil y a recibir con alegría la llegada de los días infértiles (una especie de luna de miel tras la ventana fértil). Este ritmo nos recuerda que la sexualidad es mucho más que la penetración y que podemos disfrutar nuestros cuerpos, nuestra sensualidad y expresar amor de múltiples maneras.


El método nos conecta con los ritmos propios de la vida, los mismos ritmos que están presentes en todo: en la tierra, en la luna, en las mareas, y hasta en el transcurrir de un día. Nos permite entender la sexualidad desde un enfoque femenino también: no como un pulso constante, sino como una serie de pulsos cíclicos.


Saber que ninguno sufre de efectos secundarios

Qué alegría saber que ni tú ni tu pareja están sufriendo de efectos secundarios debido al uso de algún método anticonceptivo. La tranquilidad de saber que ambos están bien, que nadie tiene que dañar su cuerpo como parte de su planeación familiar ayuda a crear un lazo de confianza, de amor y de respeto por ambos cuerpos. Adiós resentimientos, culpas y demás emociones negativas…


6 Entenderse a través de las grandes transiciones de la vida

El método se adapta para acompañarte en diferentes etapas: Si deciden concebir, pueden utilizar el mismo método que utilizaban para prevenir embarazos pero ahora con otro objetivo. El método puede ayudarlos a entender su fertilidad tras un parto y durante la lactancia, y también acompañar y entender los cambios cercanos a la menopausia. Es, a final de cuentas, un estilo de vida que deciden recorrer juntos.


La fertilidad es un maravilloso regalo, un ejemplo tangible del poder creativo de la unión entre la energía masculina y femenina. Es responsabilidad de ambas partes honrarla, entenderla y tomar decisiones juntos para disfrutar en plenitud, en salud y en alegría.


Si te interesa aprender el método, sola o en pareja, escríbeme a: elena.sofia@jardinenlaluna.com

138 vistas