Buscar
  • Elena Sofia Zambrano

Los métodos de reconocimiento de la fertilidad durante la etapa de lactancia

Los métodos naturales modernos de reconocimiento de la fertilidad son herramientas que, al permitirnos entender nuestra fertilidad hoy, permitirnos entender qué está pasando día a día con nuestro cuerpo, son igualmente útiles y efectivos durante circunstancias reproductivas especiales como es el postparto y los años cercanos a la menopausia.

Arte: Catie Atkinson @spiritysol

Mitos y mitos rondan el tema de la fertilidad en la etapa de lactancia, por lo que es esencial entender bien qué sucede en esta etapa a nivel hormonal y qué podemos hacer si queremos evitar o espaciar embarazos.


En general, se considera la etapa de lactancia como una etapa de menor fertilidad, pues los cambios hormonales desencadenados al dar pecho tienden a prevenir la ovulación; sin embargo esto no significa que no sea posible embarazarnos. Es necesario estar seguras que cumplimos ciertas características para saber con certeza que el retorno de la fertilidad no está cerca (características como el tiempo transcurrido postparto, el tipo de lactancia que practicas, etc.).


Algunos métodos naturales proponen el método de amenorrea de lactancia cómo manera de manejar la fertilidad durante los primeros meses postparto siempre y cuando la mujer cumpla ciertas características. Otros métodos proponen parámetros más estrictos para esta primera etapa. Es esencial aquí apegarte a lo que propone un método y conocer a profundidad sus reglas.


Eventualmente dejarás de cumplir con las características que te aseguran que no ovularás próximamente (o quizá nunca las cumpliste). Entonces, la fertilidad puede volver en cualquier momento. Nadie puede decirte con seguridad cuándo volverás a ovular, pero una manera de tener una idea es saber que entre más tiempo haya pasado postparto, entre menos pecho des y con menor frecuencia, entre más alimentos sólidos consuma tu bebé, más próxima estarás a ovular.


En este estado intermedio, quizá puedes pasar meses sin ovular. Para otras mujeres es cuestión de semanas. Lo importante en esta transición es considerarte potencialmente fértil pues eventualmente ovularás, y tienes que ser capaz de observar las señales de que se acerca este proceso, si estás evitando un embarazo.


Hay todo tipo de experiencias postparto, y sus correspondientes efectos en la fertilidad: desde aquellas mujeres que deciden no dar nada de pecho (y cuya fertilidad tiende a retornar rápidamente entre las 6 y 12 semanas posparto), aquellas mujeres que dan pecho por algunos meses, aquellas mujeres que practican la lactancia prolongada y aquellas que practican la “lactancia ecológica” (para las mujeres en esta última situación, la fertilidad en promedio vuelve a los 15 meses postparto pero hay casos de hasta tres años postparto sin retorno de fertilidad). Si te interesa el tema de la lactancia ecológica, te recomiendo el libro The Seven Standards of Ecological Breastfeeding


¿En qué circunstancia de lactancia te encuentras tú? ¿Con qué frecuencia toma pecho tu bebé? ¿Con qué frecuencia toma en las noches? ¿Cuántos meses tiene? ¿Utiliza chupón (chupete), utiliza biberón (mamadera)? ¿Lactancia exclusiva y/o leche de formula? ¿Cuánto tiempo pasan juntos al día? ¿Tranquilizas a tu bebé amamantándolo? Estos factores y otros más intervienen al momento de evaluar tu situación de fertilidad postparto.

Utilizar un método natural en esta etapa es perfectamente posible. Pero es importante entender que todos los métodos de reconocimiento de la fertilidad tienen reglas específicas a utilizarse durante el periodo de lactancia, reglas que te permiten ir observando el retorno de tu fertilidad y el proceso por el que está pasando tu cuerpo. No basta con haber leído por aquí o por allá algo sobre la fertilidad en la lactancia, no basta con querer seguir las mismas reglas que utilizabas antes de embarazarte (si utilizabas un método natural). Si quieres entender cómo usar un método natural en esta etapa, es sumamente recomendable que busques a una instructora que te guíe en el proceso, especialmente si es tu primera vez. Verás que una vez atravesando esta etapa con su ayuda, podrás hacerlo tú sola nuevamente en caso de buscar más adelante otro embarazo.


Saber cómo utilizar un método así durante la lactancia no solo te permitirá evitar un embarazo, sino que te proveerá con las herramientas para ir entendiendo el proceso por el que pasa tu cuerpo e ir siendo testigo de cómo tu cuerpo vuelve a retomar sus ciclos y fertilidad normal. De esta manera, tu método natural de reconocimiento de la fertilidad se vuelve como un mapa de tu cuerpo, acompañándote por todo el proceso y ayudándote a reconocer el ritmo de tu naturaleza femenina.


Disfruta de la lactancia sabiendo que puedes entender tu fertilidad de manera natural. Es posible que si ya utilizabas un método así antes de tu embarazo, te sea más sencillo aprender las reglas a aplicar durante la lactancia. Sin embargo, es perfectamente posible aprender un método natural en esta etapa, aunque nunca antes hayas utilizado uno. Disfruta tu bebé, confía en tu cuerpo, y aprende a entender tu fertilidad de manera más profunda.


Si quieres más información sobre cómo aprender un método natural, contáctame.


Felices ciclos,


Elena Sofía

34 vistas