Buscar
  • Elena Sofia Zambrano

Regular el ciclo menstrual

Tu ciclo menstrual es un reflejo de tu bienestar general. Los ciclos regulares indican que tu útero está sano, tus hormonas equilibradas, que nuestro cuerpo está recibiendo los alimentos, ejercicio y descanso que necesita.


¿Qué significa tener ciclos regulares?


Empecemos por aclarar que ciclos regulares no significa necesariamente tener ciclos de 28 días. En general, podemos decir que los ciclos sanos pueden durar entre 21 y 35 días, y se consideran regulares si su duración es más o menos parecida cada ciclo. Por ejemplo, si tienes ciclos que duran en general 30 días, pero a veces duran 28, 29, 31 días…

Los ciclos irregulares son difíciles de predecir. Generalmente pasan demasiados días entre un sangrado y el otro, o los sangrados son demasiado frecuentes. También puede ser que estés largos periodos sin menstruar. Es normal para todas las mujeres tener un ciclo irregular ocasional, pues los cambios de alimentación, los viajes, el estrés, el ejercicio, un resfriado y otros factores pueden cambiar tu ciclo. También es completamente normal tener ciclos irregulares los años previos a la menopausia.


¿Cómo podemos apoyar al cuerpo para regular los ciclos?


1.Alimentación

El factor alimentación siempre será uno de los pasos más importantes al hablar de la salud, y específicamente de nuestro bienestar hormonal. No se trata de hacer dietas, sino de llevar una alimentación que apoye el equilibrio hormonal. Algunos consejos:

  • Asegúrate de consumir abundantes fitoestrógenos. Éstos son sustancias que se encuentran de manera natural en diferentes plantas y que equilibran las hormonas pues ayudan a eliminar el exceso de estrógeno. La clave está en una alimentación variada, y buenas fuentes de fitoestrógenos son legumbres (lentejas, frijoles, garbanzos), ajo, apio, semillas de sésamo (ajonjolí), semillas de girasol, hojas verdes, brócoli, coliflor, coles de Bruselas, etc.

  • Evita consumir grasas malas. Así mismo, asegúrate de incorporar grasas sanas como aquellas que encuentras en el aguacate, las nueces y otros frutos secos, el aceite de coco, etc.

  • Añade linaza molida o aceite de linaza a tu dieta, ya que es rica en omega 3, omega 6 y fitoestrógenos, es un excelente alimento para regular tus hormonas.

  • Toma un suplemento de las vitaminas del complejo B

  • Toma un suplemento de magnesio (entre 200 y 300 mg diarios)

2. Ejercicio

Hacer ejercicio de manera regular es una de las mejores maneras de equilibrar tus hormonas. Intenta realizar diariamente entre 30 y 60 minutos de ejercicio, como caminar, andar en bici, nadar, etc.


3. Elimina el alcohol

Trata de eliminar el alcohol completamente, pues altera severamente la función de tu hígado. El hígado es el encargado de eliminar las hormonas “viejas”, es un órgano esencial para la salud menstrual y la fertilidad. El alcohol además eleva los niveles de estrógeno en la sangre, dándole más trabajo al hígado y causando estragos en tu bienestar hormonal.


4. Aprende a manejar el estrés

El estrés es de los peores enemigos del ciclo menstrual. El estrés físico o emocional causa que tu cuerpo secrete hormonas que interfieren con el proceso de ovulación. Si el nivel de estrés es demasiado alto, incluso puedes dejar de ovular. Intenta incorporar diariamente técnicas de relajación, meditación, respiraciones conscientes, tiempo en la naturaleza, actividades al aire libre, un masaje, un baño con aceites esenciales, etc.


5. Evita el caos en tus tiempos

Trata de encontrar maneras de llevar regularidad o un ritmo a tu vida en general. Por ejemplo, tratar de tener patrones de sueño más regulares (ir a la cama y despertar a una hora similar cada día), tener horarios regulares de comidas, etc.


6. Registra tus ciclos

Llevar un registro de tus ciclos (no solo su duración sino también cómo llega la sangre y por cuántos días, tus fluidos fértiles, tu temperatura basal, los cambios del cérvix) te puede ayudar a encontrar un ritmo.


7. ¿Qué es lo que no funciona en tu vida?

Finalmente, recuerda que la irregularidad menstrual generalmente nos muestra que algo en nuestro estilo de vida está afectando nuestra salud: alimentación, estrés, horas de sueño, emociones, etc. Analiza tu estilo de vida, observa qué cambios necesitas hacer, haz tu salud y bienestar una prioridad.  


Tomar la píldora anticonceptiva como remedio para regular los ciclos es una ilusión: la píldora anticonceptiva impone sus hormonas sintéticas a tu ritmo hormonal, de esta manera no estás corrigiendo tus ciclos sino tapando un problema. 


¡Ama tus ciclos!

0 vistas